SYC CPA

WARREN BUFFET I

El segundo hombre más rico del mundo dona su fortuna (27 de junio de 2006)
La entidad que el creador de Microsoft preside junto con su esposa logra así un capital de u$s 60.000 millones. Es más grande que el PIB de Kuwait. El donante, de 75 años, es amigo y compañero de bridge de Gates. La muerte de su esposa aceleró su decisión de destinar parte de su fortuna a la filantropía.

El millonario Warren Buffett, segundo hombre más rico del mundo según la revista Forbes, decidió donar el 85% de su fortuna. Y le cedió al primero de ese listado, su amigo y compañero de bridge, Bill Gates, la mayor parte para que sea destinada a la organización benéfica que el creador de Microsoft tiene junto con su esposa, Melinda.

El capital personal de Buffett, de 75 años, asciende a 44.000 millones de dólares, u$s 30.700 millones de los cuales decidió ceder a la fundación Bill & Melinda Gates, a quienes conoció en 1991. El movimiento –que efectuará en acciones y gradualmente a partir de 2006– eleva el tamaño de la entidad y la lleva a u$s 60.000 millones, cinco veces mayor que cualquier otro grupo de caridad norteamericano y mayor que el producto interno bruto (PIB) de Kuwait.

Buffett –cuya decisión de dedicar sus millones a la filantropía se aceleró tras enviudar, en 2004–, también prometió acciones a la fundación que creó junto a su esposa, Susan Thompson, y a las de sus hijos, valuadas en u$s 6.300 millones.

Buffett hizo la segunda mayor fortuna del mundo al mando de Berkshire Hathaway, una compañía de seguros e inversiones que compró en 1965. En 40 años, logró transformar lo que era una textil con problemas de liquidez en una empresa valuada en u$s 141.800 millones. Lo hizo invirtiendo en activos subvaluados y comprando negocios que –consideraba– tenían buena y sencilla gestión. Sus inversiones en acciones incluyen Coca-Cola y Procter & Gamble.

La donación que efectuó Buffett es el mayor acto caritativo jamás realizado en Estados Unidos. El dato no es menor, si se tiene en cuenta que la actividad filantrópica adquirió un enorme peso en el país del norte, llegando a concentrar el 1,8% del PIB, seguida por el Reino Unido (0,84%).

La fundación Gates es una de las organizaciones caritativas más ricas y tiene entre sus objetivos mejorar el acceso a la tecnología en las bibliotecas públicas estadounidenses, además de frenar el avance de enfermedades como el sida, la tuberculosis y la malaria.

Hace sólo quince días se conoció que el presidente de Microsoft decidió dejar sus tareas al frente del gigante del software para dedicarse a las labores solidarias, desde 2008.

La donación generó reacciones dispares. Durante toda la jornada de ayer, los ojos de analistas e inversores de Wall Street estuvieron centrados en Berkshire Hathaway, cuya cotización retrocedió en torno a un 1%. Sin embargo, las ofertas para cenar con Buffett –una subasta benéfica on line que comenzó el 22 de junio– subieron hasta u$s 500.100, con lo que superó dos ofertas anteriores de u$s 460.000 y u$s 500.000.

Conocido como el sabio de Omaha (Nebraska), Buffett adoptó tempranamente un estilo de vida austero. Su sueldo es de u$s 100.000 mensuales y es esa filosofía la que aplicó al explicar por qué no heredaba a sus hijos (Susie, Howard y Peter) toda su fortuna. "Son estupendos, pero creo que, cuando han tenido todas las ventajas, en términos de educación y de lo que han aprendido en casa, no es correcto ni racional dejarlos nadando en dinero", confesó a la revista Fortune.